Centralidades, centros históricos y patrimonio

Esta línea de investigación estuvo compuesta por Camilo Vargas y Jaime Paz. Logró impulsar el 2º número de la revista El Canelazo de la Ciudad, así como la publicación de 2 tesis sobre la temática. La discusión sobre la temática fue aterrizando en una profundización del grupo sobre la cuestión de la gentrificación, que ha sido uno de los enfoques principales del grupo posteriormente.

TESIS:

EL CENTRO HISTÓRICO EN RESISTENCIA. ACCIONES COLECTIVAS FRENTE A PROCESOS DE GENTRIFICACIÓN EN BOGOTÁ D.C – COLOMBIA. JUAN CAMILO VARGAS RINCÓN.

Legitimación y renovación urbana: El caso de la Plaza del Carnaval y la Cultura en el centro histórico de la ciudad de San Juan de Pasto Colombia. JAIME ERNESTO PAZ FELICIANO.

DESCRIPCIÓN:

El derecho a la ciudad en las centralidades

Polivalentes y diversas pueden ser las apreciaciones que se dan en estos tiempos acerca de las centralidades; núcleos estratégicos para ciudades pequeñas, intermedias y principales cuyas funciones principales superan los modos tradicionales de vida y el goce del espacio público como lugar de encuentro e interacción entre vecinos y ciudadanos. Ahora se han posicionado como enclaves impulsores de las grandes inversiones privadas: sector inmobiliario, industria hotelera, plataformas financieras y bienes y servicios de gran envergadura solamente aptos para “ciudadanos clientes” que tengan suficiente poder adquisitivo en el acceso a la “ciudad del desarrollo”.

Los centros históricos y áreas importantes de las ciudades no son ajenas a esta situación, por el contrario, hoy en día se han convertido en foco de interés para su intervención, ya sea desde las iniciativas del sector privado como desde los otorgamientos de la gestión pública por medio de unas políticas que abre las puertas a los grandes intereses económicos y monetarios. ¿Las consecuencias? Unas centralidades que fomentan la exclusión, segregación, y lo más preocupante, la expulsión de sus residentes y la pérdida de su funcionalidad como espacio público[1] (Carrión). En otras palabras, gentrificación, ese proceso mediante el cual aquellos habitantes tradicionales son desplazados de sus entornos bajo el argumento neoliberal de “recuperar el centro”, como si ellos hubiesen sido victimarios del actual deterioro y pauperización que nos muestran los sitios históricos y emblemáticos de nuestras ciudades.

Sin embargo, variadas y heterogéneas son también las expresiones de resistencia que se tejen al interior de la organización popular y residencial. Un aspecto esperanzador, contra hegemónico y crítico que permite pensar en esas utopías viables que nos recuerda Emilio Pradilla. Ante la acumulación por desposesión (David Harvey) impulsada desde los grandes inversionistas privados se puede observar una especie de urbanismo comunitario y popular, que teje serias y reales dinámicas de apropiación y permanencia en sus entornos, en sus territorios, en su derecho a la ciudad.

Es por esto que en esta línea de investigación, el grupo presenta, expone y comparte aquellas experiencias de iniciativa cívico-popular, junto al derecho por el hábitat esbozado en la carta de Quito de 1977, desde el cual, se reconoce a los centros históricos como asentamientos humanos vivos. Construcción conceptual que va más allá de la mirada monumentalista y preservacionista que rigió a las áreas antiguas desde 1930, y le da un fuerte protagonismo a la vivienda como elemento vital de intervención urbana.

Por ello, el grupo de investigación  pondrá en evidencia la participación que desde distintos sectores de la población (jóvenes, adultos o adultos mayores) hacen uso de mecanismos formales e informales en donde expresan y presentan un proyecto distinto, el que aboga por el derecho a la ciudad. A su vez, tiene como inquietud divulgar reflexiones y reseñas de investigación que permitan contribuir en el análisis de las centralidades, los centros históricos y los procesos de transformaciones urbanas implantados actualmente.

OBJETIVOS

  1. Desarrollar investigaciones que pongan en relieve la necesidad de trabajar en pro del hábitat, como actividad funcional del centro histórico.
  2.  Visibilizar procesos participativos populares, como propuestas alternativas ante la presencia hegemónica de la gentrificación en los centros históricos.

[1] Siguiendo el trabajo de Fernando Carrión y Emilio Pradilla, en el que configuran al centro histórico como espacio público, este escenario debe ser abordado como el eje nodal desde donde se rige interacción y el orden de la ciudad.  Planteamiento que tiene como pilar funcional  a lo simbiótico (la interacción), lo simbólico (la apropiación) y la polis (la participación y la democracia). Triada que es desplazada con los planes de renovación urbana y la generación de patrimonio genérico (Andrade), también entendido como artefactos de la globalización (Castells), en los que la nueva arquitectura entra a generar exclusión social y una terciarización de la centralidad en detrimento del hábitat.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s