¨Si hay algo que el capital no quiere es que la gente piense¨. Lo que dejó David Harvey tras su paso por Bogotá

Por: Juan Camilo Vargas

DSC09819

Reconfiguración del espacio en virtud del capital; barrios donde antes no había interés inversionista ahora se gentrifican; parques comerciales y centros empresariales proliferan sin medir distancias entre lo rural y lo urbano. A su vez, cambios sin precedente alguno en las formas de relacionarse entre unos y otros, en las costumbres y en la vida cotidiana, allí donde el tiempo ha dejado de ser un goce personal o colectivo para convertirse en mercancía.

¨¿Cuánto tiempo libre tenías antes y cuánto tienes ahora?¨ Pregunta Harvey a las más de mil seiscientas personas que asistieron al auditorio León de Greiff de la Universidad Nacional de Colombia, y a otras centenares más que desde afuera lo veían desde una pantalla improvisada.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

¨Necesitamos una nueva forma de compartir la riqueza que hemos generado, y para eso tenemos que advertir sobre la ceguera de políticos y empresarios ante la posibilidad de otro mundo y de nuestra propuesta de alternativas al sistema capitalista¨, sentencia el geógrafo crítico, quien nos habla del neoliberalismo como un proyecto de clase que se desarrolló en el capitalismo corporativo, y de cómo se pueden seguir consolidando prácticas excluyentes durante largos tiempos si no se rompe con la barrera de la acumulación.

Desde los setentas, la clase capitalista se ha centralizado y se ha vuelto más rica, mientras los pobres engrosan los sistemas de marginalización. El contexto se hace más preocupante si vemos la polarización por la que atraviesa el mundo: entre la profundización del neoliberalismo (Europa y Estados Unidos) y la expansión keynesiana de la demanda financiada mediante el endeudamiento (China), que no redistribuye la renta a las clases bajas y se enfoca más bien en la inversión de capital sobre un espacio muchas veces inutilizado, muestra de ello las denominadas ¨ciudades fantasma¨ ya presentes en el gigante asiático.

Fuente: plataformaurbana.cl

Fuente: plataformaurbana.cl

Sobre este punto, continúa Harvey, ¨el capital parece no tener una tercera solución, por eso la necesidad de pensar en salirse del sistema y pensar en construir una alternativa racional. El crecimiento del capital no puede darse siempre y por siempre, ya es global en este momento, y en este momento se encuentra en la dificultad de encontrar el crecimiento durante cincuenta años¨.

Se trata de contradicciones propias del sistema, a propósito de su más reciente obra ¨Diecisiete Contradicciones y el Fin del Capitalismo¨, donde el autor, a partir de las crisis engendradas por el mismo modelo, se preocupa por ¨determinar las fuerzas contradictorias que asedian el motor económico que hace funcionar al capitalismo¨ (Pág,22).

17-contradicciones-y-el-fin-del-capitalismo-IAEN

En este marco, el evento organizado por la Maestría en Urbanismo y el Instituto Hábitat, Ciudad y Territorio de la Universidad Nacional de Colombia, sede Bogotá, fue el escenario para que el autor de Urbanismo y Desigualdad Social –entre otras contribuciones no menos importantes-, expusiera dos contradicciones: ¨valor de uso y valor de cambio¨, y ¨la contradictoria unidad entre producción y realización¨.

DSC09826

Que se estén construyendo viviendas no para vivir sino para invertir, o que la salud y la educación se hayan convertido en servicios y no en derechos, y al mismo tiempo estés entrando en créditos con tasas de usura descomunales para comprar un vehículo que te acompañará en un trancón de cuatro horas, es una muestra diciente de que el sistema en sí mismo ha entrado en crisis. Y para hacer frente a esto, continúa el teórico británico, se debe pensar en alternativas; sacar salud, vivienda y educación de los commodities y volverlos un derecho humano, y adjudicar los recursos no como fuentes de acumulación sino de distribución equitativa. ¨Es necesario encontrar un tipo de economía de cero ganancias y de crecimiento cero. De lo contrario tocaría inventar un mundo de capital ficticio donde se creen derivados de los derivados, lo cual permite la acumulación de dinero y poder pero no contribuye al desarrollo de las personas¨.

¨La neoliberalización ha creado un mundo del espectáculo, y si hay algo que el capital no quiere es que la gente piense¨.

 

 

 

Anuncios

3 pensamientos en “¨Si hay algo que el capital no quiere es que la gente piense¨. Lo que dejó David Harvey tras su paso por Bogotá

  1. En España después de la Revolución Francesa, estaba prohibido leer los textos de la Enciclopedia francesa y si caías en manos de la Inquisición salir vivo era puro milagro,la Iglesia freno al pueblo el acceso de la ciencia y el conocimiento, con el objeto de mantener al pueblo en la ignorancia y poder apropiarse de la riqueza con total impunidad, la consecuencia sirvió para mantener a España y el Imperio Colonial en la ignorancia (pueblo) y mantener la fe a través del terror.Un peregrino que visito el Vaticano, se maravillo por la pompa, obras de arte y riquezas exhibidas, comento con respetuosa ironía ” y pensar que empezamos con un pesebre”. la suerte que tenemos en la actualidad es que el Tribunal de la Santa Inquisición se abolió el 15 de Julio de 1.834

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s